Shopping Cart

Ágata Musgo y ágata de árboles: tierra y energía del agua

Transparente, blanco, verde… No son los colores de las canicas de nuestra infancia, sino de la ágata de musgo y laágata de árbol queponemos en el centro de atención. Símbolo del equilibrio mental, la sabiduría, la serenidad y la templanza, laágata tiene el don de disolver la ansiedad y hacernos viajar desde dentro. Pierre du yin,trabaja para los órganos nerviosos. ¿Hemos avivado tu curiosidad? ¡Perfecto! Descubre todo lo que necesitas saber sobreestas variedades de ágata en este artículo dedicado a ellas.

ágata: Etimología y significado

En Sicilia, el bonito río Akhates estaba lleno de piedras todas más atractivas que las demás. A su vez, las antiguas civilizaciones llegaron a explotarlas para hacer suntuosas joyas, embellecer jarrones y decoraciones de piedras naturales, o simplemente disfrutar de sus virtudes. Además, los depósitos serán comercializados por los romanos y griegos entre 2.500 y 1.500 a. C. Muy pronto, estos minerales serán llamados ágatas en referencia a este lugar de abundancia.

La historia del ágata

Amplia y con una amplia variedad de colores y formas, la ágata es una pasión por los pueblos históricos.

La piedra natural: una leyenda

Muchas leyendas mencionan la ágata, comenzando con los magos persas que se jactaban de defenderse de las tormentas quemándola. Esta historia está lejos de ser absurda ya que la ágata tiene un fuerte simbolismo en la mitología griega, la de la Madre Tierra, la diosa Gaia. Si esto nos recuerda la esencia de nuestra actividad, la anécdota justifica sobre todo los 4.000 contenedores de ágata recogidos por el rey del puente, Mitridate el Grande. Otros textos asocian la piedra con la diosa de la noche, Nyx.

En cuanto a los romanos, honraron con ágata a las diosas Aurora, diosa del amanecer y el viento, y a Bona Dea, diosa de la virtud y protectora de las mujeres. Para ellos, beber el elixir de ágata ayudó a combatir el veneno de serpiente y muchas otras complicaciones médicas.

Otra civilización, la galesa dedicó la gema a la diosa de la muerte y la fertilidad, Ceridwen. En la mitología anglosajona, es considerada la reina de las brujas en el origen de terribles maldiciones. De hecho, el uso de ágata los protegía del peligro, las enfermedades, los rayos e incluso las picaduras de insectos.

Espuma de ágata: agricultura

Entre la variedad de este mineral, el musgo de ágata tiene motivos vegetales fascinantes. Esta apariencia aumenta la energía que conecta a la madre tierra con la piedra y encarna su poder de abundancia agrícola y fertilidad.

En tiempos antiguos, los griegos usaban ágata de musgo para atraer a los dioses olímpicos y preservar su equilibrio mental. Más abajo de la tierra, los egipcios trajeron una pequeña nota de realismo a los ojos de sus momias o estatuas que representan a los dioses reemplazando los iris con la piedra preciosa.

Finalmente, los pueblos amerindios creían en la influencia de la ágata de musgo en el clima y especialmente en la lluvia que estaban esperando para salvar sus cosechas. En la época de la cosecha, la tradición era colgar uno en la rama de un árbol para fomentar las cosechas.

La ágata del árbol: una piedra próspera

Al igual que con la ágata de musgo, el ágata, a veces conocido como ágata dendrítica o memorita, estaba destinado a obtener buenas cosechas en la antigua Grecia, ¡pero no eso! En particular, sirvió como talismán para atraer la prosperidad. Esta civilización tenía la costumbre, no colgarla de un árbol, sino enterrarla en los campos. Además, los griegos asociaban esta piedra con Artemisa, diosa de la caza y símbolo del bosque.

En Rusia, el gran joyero, Carl Fabergé, se maravilló tanto de la joya que la incluyó en la mayoría de sus creaciones entre 1885 y 1916. Representando una vida sana y feliz, la ágata de árbol es muy popular en este país.

ágata: características y depósitos de mineralogía

ágata de espuma pulida

Una variedad de calcedón, ágata es una fina piedra compuesta de cristalitos de cuarzo. Se forma en lava volcánica y tiene una dureza entre 6.5 y 7 en la escala Mohs (de 10). Múltiples ágatas se identifican por varios colores y tonos. Entre los más comunes se encuentran:

  • ágata dendrítica o ágata de árboles: las inclusiones de hierro y manganeso dibujan en su superficie, a menudo transparente, una impresión de helechos o plantas fosilizadas;
  • La ágata de fuego de México: piedra rara, hierro le da un aspecto similar a la lava;
  • hydra ágata: cuando se pule, esta variedad única revela el agua cristalizada dentro de la geoda;
  • espuma de ágata: originalmente blanco, contiene inclusiones verdes de silicato, hierro, óxido de magnesio o clorito que dan este aspecto “espuma” a la piedra;
  • ágata de Botswana: la graduación cromática alterna entre gris y blanco es característica de esta variedad;
  • ágata fósil: revela tonos de gris y negro con algunas manchas blancas y marrones. Si lo miras con cuidado, puedes detectar pequeñas conchas fósiles incrustadas en la sílice.

Aunque su nombre recuerda al del río en Sicilia, la ágata tiene varios orígenes en todo el mundo. Sus principales yacimientos se encuentran en Alemania, Estados Unidos, Australia, pero es posible explotar otras variedades en México, Brasil, Uruguay, China o Madagascar.

Propiedades y virtudes de la ágata en la lithoterapia

¿Cuáles son las energías más bellas que las de la naturaleza para equilibrar sus chakras? Esto es lo que ofrece la lithoterapia, una práctica alternativa que resalta piedras y cristales. Dependiendo de su forma, color y composición, los minerales están dotados de vibraciones energéticas que actúan sobre el aura del hombre y afectan el cuerpo, la mente y la mente. A diario, las piedras son aliados para recuperar la serenidad, aliviar las dolencias teniendo en cuenta el consejo de un médico tradicional o para protegerse de las energías negativas. Una piedra de suerte y ancla, ágata multiplica virtudes y cualidades.

Los beneficios físicos

Independientemente de su color o composición química, la ágata contiene dos energías esenciales: la tierra y el agua. Naturalmente, se basa en estos dos elementos para transmitir sus virtudes. Físicamente, su fluidez permite que la piel se regenere más fácilmente. También se recomienda para personas con esclerosis múltiple o epilepsia.

Según los lithoterapeutas, la ágata calienta los órganos del yin (el hígado, los pulmones, los riñones, el corazón y el bazo) y promueve el trabajo de los intestinos para evitar el estreñimiento. Este es también el caso con la ágata de árbol que alimenta esta parte del cuerpo.

Después de un gran día de trabajo, es posible que experimentes dolor en los ojos. En este caso, ágata puede ser útil! Cierra los ojos y colóquelo en los párpados. Sin duda verá un alivio.

Combinado con otras piedras y cristales, la espuma de ágata disipa otras dolencias, como el reumatismo, además de malaquita,o el acné cuando se utiliza en conexión conla aventurina verde.

Beneficios mentales y espirituales

Conectada a la tierra, la ágata ayuda a recuperar la calma, tanto dentro de uno mismo como en su entorno. Las personas que a menudo están ansiosas o ansiosas disfrutan usándola por sus energías calmantes y armoniosas. Acompaña a cada ser en conciencia, confianza y autoestima. Le da a su portador el valor de enfrentar pruebas difíciles más allá de sus límites, así como el paso atrás que necesita para combatir los bloqueos y emociones negativas como la ira o la tristeza. Agate aporta un verdadero equilibrio personal, emocional e intelectual.

Por otro lado, la piedra de ágata fomenta más sinceridad hacia uno mismo y hacia los demás. Promueve la percepción del mundo que nos rodea, la previsión y el sentimiento de plenitud interior. También es porque facilita el conocimiento de la naturaleza que una de sus variedades se llama la “merlinita” (árbol de ágata).

Por último, la espuma de ágata desempeña un papel fundamental para la concentración, la memorización y el manejo del nerviosismo.

La purificación y recarga de ágatas

árbol de hoja de ágata

Con el fin de disfrutar de todos sus beneficios, se recomienda limpiar y recargar la ágata con regularidad. Por lo tanto, se deshace de las influencias (negativas o positivas) recibidas durante su uso o antes de llegar a usted.

Para ello, puede utilizar el método de agua desmineralizada sumergiéndola en un recipiente lleno de agua u otras técnicas como el entierro subterráneo, las formas de onda y la fumigación.

Cuando el proceso de purificación está completo, es el momento de recargar su ágata! Colóquelo en un alféizar de la ventana o en una geoda de amatista, y luego piense mucho en sus intenciones. Aproveche este momento entre paréntesis para meditar y sentir el momento presente.

El uso de ágata

Generalmente asociado con el chakra de la corona, el centro de energía, y los órganos Yin, la ágata pulida o cruda surge en este nivel.

Dependiendo de los problemas, la piedra todavía se adapta a la vida cotidiana y sublima los trajes gracias al colgante de espuma de ágata, el brazalete de ágata o cualquier otra joya. La clave es simplemente sentirse en armonía con las energías de la piedra, ¡así que escucha tu intuición!

¿Quieres descubrir las mil y una facetas de la ágata? ¡Visita nuestra tienda online L’Essence de Gaia! Y si el corazón te lo dice, déjate guiar por nuestro sistema de navegación por nombres y propiedades que te dirigirán a las piedras naturales más adecuadas a tus necesidades.

 

Vous avez aimé? alors partagez à vos amis :-)